Todas las organizaciones compiten por mejorar, por obtener recursos, mercados, clientes, personas, imagen, prestigio, poder. Por obtener un reconocimiento en la sociedad a la que pertenecen y aplica por igual a organizaciones públicas o privadas.

Chiavenato y Sapiro (2011)

Cuando se habla de planes y los mexicanos hacemos planes para todo, muchas veces definimos lo que queremos, pero no siempre decimos como lograrlo y menos como saber si estamos trabajando correctamente para acercarnos a esa “visión”, es por ello que debemos reconocer la importancia de las metodologías de los planes y estos pueden ser de diversos tipos según diversos autores:

  • Planeación por objetivos
  • Planeación estratégica
  • Planeación táctica
  • Planeación operativa
  • Planeación prospectiva

Cada una de ellas se enfoca en modelos y pasos a seguir para establecer el propósito de la planeación; definir un futuro deseado y establecer los pasos para alcanzarlo.

PLANES DE DESARROLLO

  • Planear significa: 
  • Pensar antes de actuar,
  • Pensar con método, de manera sistemática,
  • Explicar posibilidades y analizar sus ventajas y desventajas, al proponerse objetivos,
  • Proyectarse hacia el futuro, porque lo que puede o no ocurrir mañana decide si mis acciones de hoy son eficaces.
  • Ordenar y orientar los gastos.
  • Ordenar las acciones de modo que apunten a los grandes problemas y no se dispersen atendiendo urgencias y dejando de lado lo importante.
  • Prever imprevistos, sorpresas y emergencias.
  • Aprovechar mejor los recursos que tiene la organización

“Una vez determinada la cultura meta (también llamada ideal o deseada), hay que compararla con la real, es decir, con la que prevalece actualmente en la organización, para detectar las brechas existentes entre ambas y tener una idea de la magnitud del cambio que se requerirá”. Andrade , H. (2006)

Cuando hablamos de estrategia nos referimos a la formulación de los planes de la institución u organización. Como se señala en el libro “La planeación estratégica” de Chiavenato y Sapiro (2011), “La estrategia es, básicamente, el curso de acción que la organización elige, a partir de la premisa de que una posición futura diferente, le proporcionará ganancias y ventajas en relación con su situación actual”

El nuevo modelo de organización menciona Andrade, H. (2006), tiene los siguientes rasgos distintivos:

  • Principal orientación al cliente o usuario
  • Potenciar la innovación
  • Capacidad de anticipación
  • Enfocarse a los resultados y a la productividad
  • Fomentar un estilo de trabajo que propicie la participación
  • Promover un ambiente laboral que fomente el autodesarrollo
  • Diseñar una estructura plana, ligera y flexible
  • La búsqueda constante de condiciones que favorecen el respeto absoluto a la dignidad humana, al medio ambiente ecológico y social.

“La cultura organizacional es una manera particular de hacer las cosas y de reaccionar a las demandas del entorno, que tiene su origen en un conjunto de valores compartidos. Como se ha mencionado antes, los valores son los grandes principios rectores de la conducta que determinan aquello que es importante para que las personas contribuyan a que la organización alcance su misión y cumpla los objetivos que se ha fijado”, Andrade, H. (2006)

Los mexicanos hacemos planes, muchos planes, le dedicamos mucho tiempo a seguir el método, a cumplir con los requisitos para que nuestros flamantes y bellos planes cuenten con todas las etapas y fases, elementos que demuestren que somos muy buenos planeando, pero los planes no funcionan.

Concluye Andrade, H. (2006) que una cultura organizacional es fuerte y madura cuando es capaz de responder rápida y efectivamente a los cambios, es un proceso que debe comenzar con definir o redefinir, un conjunto de elementos fundamentales, como son la misión, la visión, los valores, los principios estratégicos y las líneas de acción a partir de los cuales se derivará el comportamiento de la organización y sus integrantes”.

El modelo DEOS México de planeación consiste en “eliminar aquellas partes de la planeación estratégica” que se tardan en definir pero que en el momento de aplicar “nadie sigue”, debido a que se vuelve en un diagrama de árbol grande, engorroso y con pocas probabilidades de ser una autentica herramienta de futuros.:

Para que el plan sea verdadero se propone que conste solamente de los siguientes apartados:

  • Diagnóstico
  • Apartado estratégico esencial
  • Programas y proyectos
  • Seguimiento y evaluación